Tipografí­a y maquetación

22 noviembre 2015

Desde que Gutenberg inventó la imprenta en el siglo XV, los impresores han estado componiendo letras y textos; pero no fue hasta la popularización de los ordenadores personales y el auge de la autoedición que los diseñadores y el público en general, contaron con herramientas capaces de crear documentos similares a aquellos producidos por una imprenta industrial. Esto puede ser, a la vez, una bendición o una maldición, puesto que este acceso masivo a las herramientas digitales permite demasiados desastres evitables. Esta serie de posts van a centrarse en hacer una introducción y un recorrido somero por el mundo de la tipografí­a y la maquetación digital.

Leer más...